¿Cómo empezar a estudiar oposiciones de Policía Nacional?

Revoluciona tu manera de opositar

Accede a la masterclass y descubre las claves para aprobar tu oposición más rápido que la media

como-empezar-a-estudiar-oposiciones

Cuando llegas a este mundillo, nadie te explica cómo empezar a estudiar oposiciones. Todo es nuevo y te suena a chino, y es normal. Por eso, ya estés buscando cómo opositar a Policía Nacional o a cualquier otra opo, este artículo te será útil.

Aquí te daremos algunas de las claves más importantes, basadas en nuestro curso Empezar a opositar a policía, de manera que puedas aprovecharlas aunque tu objetivo sea ser administrativo o bombero. En otras palabras, será tu plantilla para preparar tus opos.

Hay una serie de pasos que debes seguir a la hora de opositar:

Escoger tu oposición

Hay que partir del qué, encontrar el lugar al que quieres pertenecer como funcionario y para el que vas a prepararte durante meses o años. 

Empezar a opositar sin saber a qué tipo de plazas optas sería como empezar la casa por el tejado. No estudia lo mismo un opositor de Correos que uno de Policía Nacional, imaginamos que eso queda claro.

Si estás leyendo nuestro blog, es probable que ya hayas escogido ser Policía Nacional de Escala Básica o Escala Ejecutiva (en sus artículos tienes todos los detalles).

En el caso de que tu opo no sea esta, tienes que estar seguro de qué oposiciones puedes hacer porque vas a dedicarle mucho tiempo de tu vida, y tiene que valer la pena. En el artículo que te acabamos de enlazar tienes toda la información que necesitas. 

Cuando hayas hecho tu elección, estarás listo/a para ponerte a analizar las bases. Veamos qué son y cómo se hace esto.

Interpreta las bases

Con el anuncio de convocatoria oficial de nuevas plazas para la oposición que te interesa, suele salir un documento con lo que se conocen como bases. Estas bases son todos los detalles que necesitas saber sobre tu opo. Ahí tienes requisitos, pruebas, baremos y criterios de evaluación. 

Para encontrar las bases de tu opo, tan solo tienes que buscarlas en la página oficial, donde seguramente hayas encontrado el anuncio de la convocatoria. De haberte enterado por otras fuentes, puedes buscar en Google directamente algo como «bases convocatoria policía nacional».

Cambia la profesión por la opo que más te interesa, y seguro que lo encontrarás. A veces es difícil de encontrar, pero siempre puedes pedir ayuda a tus colegas de oposición. Otra opción, bastante interesante, es pedir que te avisen por correo: 

Ten en cuenta que por internet pueden circular las bases de otras ediciones, y de un año a otro pueden cambiar algunas cosas importantes. Si aún no han salido las de la próxima edición, no pasa nada, lee las bases antiguas para hacerte una idea de cómo serán y empieza YA a prepararte. 

Ponerse a leer unas bases a palo seco puede ser pesado y confuso al principio, pero te recomendamos que te las leas con cariño y te las estudies si quieres ser un buen opositor. Recuerda que aquí solo pasarán los mejores.

Será indispensable que sepas interpretar todo lo que te dice. Luego, cuando quieras planificarte bien para superar a tus colegas opositores, nos agradecerás este consejo. Te explicamos cómo en el siguiente punto.

7 claves para analizar las bases

Algunas claves en las que nosotros solemos fijarnos mucho de cara a prepararnos las oposiciones de Policía Nacional son:

  • Requisitos de la oposición, para asegurarte de que los cumples a la hora de echar instancia. Recuerda que la estatura mínima deja de ser un requisito. Ten en cuenta también las posibles exclusiones médicas, ya que en algunos casos esto podría ser razón para no aceptarte en la plaza, incluso después de haber hecho algunos exámenes. Mírate por ejemplo las exclusiones médicas de 2021 de Policía Nacional.
  • Tipos de pruebas que se harán, con sus criterios y detalles normalmente ya detallados en los anexos. Así te preparas sabiendo cómo será tu prueba, o si las preguntas incorrectas restan, por ejemplo.
  • Procedimiento y orden de pruebas, para organizarte. En el caso de Policía Nacional, sabemos que si no superas las pruebas físicas no podrás  participar en el examen teórico, por mucho que hayas estudiado.
  • Temario que habrá que estudiar y referencias que se dan para consultar, si las hay.
  • Puntuaciones y méritos, que también pueden determinar tu éxito (o posible fracaso). Tienes que saber cuántos puntos determina el examen o tu experiencia en el trabajo para el que opositas. En algunos casos, sale más a cuenta hacer cursos y ganar experiencia durante unos años (como puede pasar en la bolsa de Correos) que centrarse al 100% en estudiar. A veces también hay pruebas opcionales que suman puntos, y es recomendable hacerlas.
  • Plazos: Indispensable que la opo, si es la actual, cuadre con tu agenda. Esto siempre lo tendrás indicado en las bases de la convocatoria, por supuesto.
  • Anexos: Dales mucha atención aunque estén al final. Son casi lo más importante que encontrarás, ya que ahí te suelen explicar todos los detalles que necesitas saber, incluyendo los baremos de puntuación. En el caso de Policía Nacional son indispensables para prepararse las físicas y la teórica.

Después de conocer bien cómo son las bases de convocatorias anteriores de tus oposiciones, siempre puedes analizar la nueva convocatoria cuando esta salga, comparándola con lo que has estado preparando. Para que veas un ejemplo, aquí David compara las opos de Policía Nacional del año 2020 con las del 2021:

Cuando ya sabes qué hay que hacer, tendrás que empezar a darle caña. Planificarte será mucho más fácil que para los compañeros que no hayan analizado las bases. 

Hábitos y planificación

Al tener claros cuáles son tus plazos y entender bien las bases, ya sabes qué pruebas te esperan y, por tanto, también tienes la oportunidad de elaborar una estrategia para reventar tu opo.

Hábitos del opositor

Cuando empiece tu temporada de oposición, tu vida dará un vuelco. Por eso, tendrás que cambiar e implementar muchos hábitos. David te explica 21 hábitos para implementar poco a poco y que te pueden ayudar a potenciar tu progreso:

Planificación para opositar

Cada oposición es distinta y tendrás que adaptar tu plan de preparación. Siguiendo con el ejemplo de la Policía Nacional, podemos separar la preparación en distintas partes, por ejemplo:

  • Pruebas físicas
  • Prueba teórica
  • Pruebas psicotécnicas
  • Entrevista personal

También se puede subdividir dentro de cada área (físicas, temario, psicotécnicos) para aplicar esta misma estrategia, como verás en uno de los consejos que te damos más abajo. Al fin y al cabo, en físicas de Escala Básica hay 3 pruebas diferentes, en teórica hay unos 44 temas divididos en 3 bloques y en psicotécnicos está el ómnibus y el específico, con diferentes áreas a evaluar. Como ves, puedes pautar todo lo que quieras.

Cualquier opositor sabe en qué flojea más, y tendrá que ajustar su agenda dedicándole más horas según convenga. 

En el caso de Policía Nacional, es importante que tengas dominadas las físicas antes de todo, ya que, como decimos más arriba, si no pasas esta primera prueba ni siquiera podrás examinarte de la parte teórica.

Con esto, ya sabes que primero de todo lo que te toca es entrenar, aunque durante esta primera etapa puedes empezar también a estudiar teoría. Todo dependerá de cuánto tiempo dispones y, si es posible, preparártelo todo a la par para equilibrar cualquier falta que tengas.

Céntrate en ser productivo

Lo que tienes que buscar durante tu preparación es ser más productivo que tu competencia. Que tus horas rindan, y para ello tienes que fijarte en cómo es tu rendimiento a lo largo del tiempo. Tendrás días más potentes y más flojos, sí, pero es esencial que te analices a ti mismo y veas qué te funciona mejor.

Hay a quien entrenar le cansa muchísimo y le lastra a la hora de ponerse a estudiar, mientras que a otros les pasa al revés. Saber qué y cuándo necesitas hacer las cosas también será clave. También es clave conocerte bien y saber cuándo te conviene descansar para sacarle el máximo partido al día siguiente.

Y no quieras correr demasiado. Debes de tener en cuenta que la oposición es una carrera de fondo. No te creas que vas a aprobar en el primer año, al menos en Policía Nacional, porque no es lo normal. Es posible que pases por una, dos o tres convocatorias, ¡y no pasa nada! Si sigues trabajando duro y mejorando, será cuestión de tiempo obtener tu plaza.

Como ves en el vídeo de arriba, tampoco es muy importante si trabajas o no mientras estudias. La cuestión es que le metas mucha caña a las horas que tienes disponibles y que les saques el máximo provecho. Para ello, te puede ser muy útil dejarte asesorar por una buena academia.

Estudiar el temario

Ya tienes tu agenda preparada y tienes una idea de cómo vas a estudiar los próximos meses, ¿ahora qué? El examen teórico suele ser la principal preocupación (más que entendible) en cualquier oposición, ya que la nota de corte suele ser alta y es a partir de pruebas como esa que se decide a los candidatos mejor preparados.

En las oposiciones hay todo tipo de temarios, y en el caso de policía suelen ser temarios bastante abiertos, en el sentido de que no hay un manual oficial del que salga todo, sino un listado de temas y en los que tú debes de informarte bien. Aquí te lo explicamos con más detalle junto a David Garrido:

Esto del temario abierto parece una desventaja, hasta que das con un buen temario de Policía Nacional ya preparado para estudiar en una academia especializada y que te dará una ventaja contra los demás opositores que decidan montarse el temario ellos mismos, con la gran inversión de tiempo que eso puede suponer.

Sistema de estudio

Una vez ya tienes tu temario listo para empezar, solo te toca decidir qué método quieres utilizar: vueltas, capas o arrastre. Esto tiene mucha relación con tu planificación y tus plazos, aunque también influyen tus gustos y necesidades. David te lo explica:

Si vas corto de tiempo, nosotros te recomendamos ir a por el sistema de capas para asegurarte una nota mínima en el examen. Si vas mejor de tiempo y te encaja, apuesta por el sistema de vueltas a muerte.

Técnicas de estudio

Y, por supuesto, no es lo mismo estudiarte un temario para un examen tipo test que para uno de desarrollo. Conforme a esto, tendrás que ajustar las técnicas de estudio que emplees, que son como pequeños atajos mentales para memorizar con más facilidad.

En el caso de los exámenes de Policía Nacional, sabemos que son siempre tipo test, así que con saber reconocer cuál es la respuesta correcta y conocer bien el tipo de lenguaje más jurídico, será suficiente. Ahí te ayudará mucho saber subrayar y recordar los matices más difíciles asociándolos con imágenes mentales.

Si tus exámenes son de tipo desarrollo, te será muy útil crear resúmenes además de aplicar otras técnicas para recordar, ya que necesitarás interiorizar mucho más el contenido antes de poderlo explicar con el detalle que se requiera en cualquier pregunta.

Te explicamos mucho más en este podcast sobre técnicas de estudio para Policía Nacional:

Consulta exámenes anteriores

Para orientarte mucho mejor de cara al estudio puede serte muy útil conocer cómo han sido los exámenes de años anteriores en la misma oposición. Esto no solo te sirve para hacerte una idea sobre cómo de difícil puede ser el examen, sino también cómo suelen ser las preguntas que te hacen.

Parece una tontería, pero estudias muy diferente cuando sabes que te van a preguntar por datos numéricos (aplicando la técnica de estudio del código fonético, por ejemplo) que cuando tienes que saberte de memoria un texto legal más concreto.

Sabiendo las ventajas que tiene revisar exámenes, es lógico que vayas a encontrarlos compartidos por internet, ya sea de la propia administración o de otros opositores.

También se estilan mucho últimamente los simulacros de examen como los que hacemos nosotros en Ninja. Ya te pasamos un pequeño ejemplo de esto en nuestro artículo sobre los tests psicotécnicos de Policía Nacional.

¿Cómo opositar a Policía Nacional?

Si te está gustando este artículo y te estás planteando ser policía, te recomendamos que te pases por el artículo donde te damos detalles más específicos para prepararte las oposiciones de Policía Nacional. Cada año salen plazas, y si quieres lograrlo lo antes posible te será muy útil saber cuál es la mejor mentalidad frente a unas oposiciones de este tipo. ¡En Policía Ninja ya tenemos a una opositora que se ha sacado su plaza antes del año!

5 consejos para estudiar oposiciones

Siguiendo con los consejos generales para prepararte las oposiciones, aún hay unos cuantos que no hemos compartido de forma explícita, pero que te recomendamos tener muy en cuenta.

Primero, le cedemos la palabra a David, que tiene varias claves CRUCIALES para cualquier persona que está empezando a opositar:

Queremos añadir algunos puntos más:

Resiste los 6 primeros meses

Si lo logras, ya tendrás ganada media batalla. Estos serán los meses más duros de toda tu oposición, tenlo por seguro. Al fin y al cabo, todo vendrá de nuevo y tendrás que empezar a estudiar mientras te acostumbras a la jerga legal que suele haber en las leyes de la Constitución, entre otros muchos detalles.

Recuerda que esto es una carrera de fondo, no un sprint. El descanso y las técnicas de estudio (conceptos que ya te hemos mencionado) también te ayudarán a hacer este proceso mucho más llevadero.

Pasa de los rumores

Hoy en día, todos los opositores tendemos a reunirnos en comunidades de nuestra oposición concreta, cosa que está bien porque te ayuda a estar mejor orientado y a no sentir que estás solo en tu batalla. La parte negativa es que por ahí suelen circular rumores sobre la oposición. 

Olvídate de ellos, porque sabemos por experiencia que muchos van a ser falsos y te van a causar muchas preocupaciones que solo te desconcentrarán. Céntrate en estudiar, en ser productivo y en lo que te digan las bases oficiales, que es lo que manda. Ya vendrán las pruebas, y tú estarás mucho mejor preparado que todas esas personas.

Piensa que en muchas comunidades pueden surgir polémicas y críticas por la interpretación de algunos cambios en las bases injustos. Lo cierto es que no siempre es cómo te lo pintan, todo tiene un porqué.

Un ejemplo de confusión muy típico es el que explica Cris en el siguiente vídeo, y que puede incluso usarse para desconcentrar a un estudiante novato, o hasta desmotivarlo cuando una convocatoria puede ser muy diferente de otra:

Link a la noticia que menciona Cris

No estudies los temas por orden

La organización te puede ayudar mucho, por eso, es importante que seas capaz de coger todo el temario y clasificar los temas en bloques lógicos. Cuando lo hagas, decide qué bloques te gustan más y menos, o te cuestan más y menos.

Así, podrás ir combinándolos conforme te vaya mejor. Hay quien prefiere estudiarse primero lo más fácil, otros lo más difícil, y en otros casos funciona mejor ir intercalando temas del bloque difícil con el fácil. En el temario de Policía Nacional tenemos tres bloques naturales: El jurídico, el social y el técnico. Por supuesto, el jurídico suele ser de los más difíciles de tragar, así que ya te haces una idea…

Lo mismo ocurre con otros tipos de pruebas como el psicotécnico y las físicas. Todo es cuestión de profundizar sobre ellas en los anexos de las bases, practicar con plantillas de examen o con los baremos y saber en qué te falta más por mejorar.

Usa un solo temario

Entre los opositores es común la manía de usar diferentes temarios, sobre todo cuando vas a ir por libre. En vez de eso, lo que te recomendamos es que siempre tengas solo uno, donde sepas que lo tienes todo. Tienes que confiar en lo que te han dado, porque si no nunca vas a abarcarlo todo (es que con varios manuales, básicamente, multiplicas tu trabajo de estudio).

Esto va de ser productivo, no perfeccionista. Ningún temario va a tener TODO el contenido de tu opo, pero es más eficiente llevar ese temario al 100% que tener dos o tres temarios y no dominarlos ni la mitad… Asegurarás saberte como mínimo ese 80% que seguramente cubre tu temario, y un 8 suele ser más que suficiente para pasar la nota de corte. Si te preocupa olvidarte de algo importante, añade datos a tu temario desde fuera, pero no te disperses mucho.

Acondiciona tu lugar de estudio

El lugar donde vas a pasar cientos de horas estudiando será fundamental. Según como sea, condicionará mucho tu rendimiento como estudiante y tus resultados al aprenderte el temario. De hecho, es tan importante que si estás en un mal lugar de estudio es probable que no aprendas casi nada aunque inviertas muchísimo tiempo.

Podríamos hablar largo y tendido sobre ello, porque hay tema para rato, pero las claves que debes seguir son:

  • Distracciones CERO: Evita fuentes de ruidos o charlas, televisores, etc. Todo lo que te pueda distraer será tóxico para tus sesiones de estudio, incluido el móvil, así que bloquéalo todo. Necesitas máxima concentración.
  • Buena iluminación: La iluminación es algo que suele infravalorarse bastante, pero tienes que poder leer con soltura tus apuntes y anotaciones. Cómprate una lámpara de mejor calidad si hace falta.
  • Que sea tu cueva de estudio: El lugar de estudio debes dedicarlo solo a esta tarea y no acercarte a él durante el resto del día. Un error muy común está en estudiar en sitios como la mesa del comedor o incluso la cama del dormitorio, o estudiar donde luego vas a jugar a videojuegos. Cuando tengas un punto donde solo estudias, te será mucho más fácil entrar en modo oposición al sentarte ahí.
  • Optimiza y explora: A cada persona le funciona una configuración o estrategia diferente. La clave es que siempre sigas explorando qué lugares o configuraciones te ayudan más a concentrarte. Hay personas que solo saben estudiar de verdad en la biblioteca, rodeados de gente, mientras que otros necesitan ponerse música de cierto tipo para llegar al clímax de la elocuencia opositora. Experimenta sin miedo y haz tuyo este espacio, igual que lo hacía David cuando opositaba, te lo explica en este vídeo:

¿Cómo preparar oposiciones por libre?

Cuando buscas información para preparar tu oposición es lógico que lo que estés buscando es hacerlo por libre. Por supuesto que puedes hacerlo, y para conseguir tu plaza no necesitas tener una academia, ni siquiera un temario preparado como el que ofrecemos nosotros. Pero sí que necesitarás mucho más tiempo.

Con el apoyo de una academia te ahorras mucho tiempo y gozas de un extra que te ayudará y te empoderará. David tiene algunos consejos que aportarte en este vídeo, si pretendes hacerlo por libre:

En nuestro podcast Ideas de Policía Ninja entrevistamos a Alberto, que nos explica cómo es el primer mes de oposición, para que te puedas hacer una mejor idea:

Como ves, la mayoría de los consejos que te hemos dado antes también son aplicables para cuando estudias por libre, como es el tema de la organización o el uso de temarios únicos. No obstante, aquí tienes unos cuantos tips más, ¡para que veas que te queremos ayudar de verdad!

Foros especializados

Cada opo tiene diferentes comunidades y foros especializados, que te pueden ser superútiles para estar al día sobre todas novedades de las convocatorias, así como conocer las mejores prácticas que se aplican durante el estudio. 

En Ninja tenemos comunidades internas, por si no lo sabías. Ten en cuenta lo que te dijimos sobre hacer caso a la rumorología y concéntrate en sacarles partido.

Respeta tus descansos

Tal y como dice David en el vídeo, es vital que descanses. Necesitas sí o sí tener días de ocio y desconexión, o acabarás quemándote. Recuerda que esto es una carrera de fondo.

Ejercicio físico

Aunque no tengas pruebas físicas, es muy aconsejable que hagas algo de ejercicio físico cada día (o al menos visitar el gimnasio varias veces a la semana). 

Parece que no, pero tantas horas sentado pueden pasarte factura, y moverte te ayudará a mantener tu cuerpo más sano y tu cerebro más irrigado de sangre.

Aliméntate bien

No puedes nutrirte a base de pizzas y Just Eat, debes cuidar tu alimentación tanto en calidad como en horarios. Si estás bien alimentado, rendirás mejor en tus sesiones de estudio, no te quepa duda.

Preguntas frecuentes sobre cómo empezar a estudiar oposiciones

Sabemos que te van a quedar siempre dudas. Por eso, cuando nos mandan alguna pregunta la respondemos primero en privado y luego la publicamos por aquí, para que todos puedan conseguir este aporte.

¿Cuántas horas hay que estudiar para aprobar una oposición?

Es recomendable intentar estudiar al menos 3 horas diarias. Lo más habitual es dedicarle más de 5 o 6 horas diarias cuando la convocatoria ya ha salido y faltan pocos meses para los exámenes. Al final siempre se pega un sprint final, tenlo en cuenta.

Ahora bien, no sería justo decirte que le dediques un número de horas y ya está. En realidad, esto depende mucho de la persona y la opo, y tienes que buscar que esas horas sean productivas. No pueden ser horas en las que estés sentado mirando tu temario, embobado. Hay que currar, así que cronométrate para estar siempre al tanto de tu rendimiento.

¿Cuántas horas al día se puede estudiar?

Por poder, hay personas que se sientan en su escritorio hasta 12 o 16 horas diarias, pero la mayoría no son horas productivas. Sobre todo si no están bien pautadas por bloques de tiempo, por ejemplo.

Lo ideal es que no pases de las 5 horas productivas, ya que lo contrario es perder capacidad poco a poco. Piensa que tu cerebro necesitará recuperarse para seguir al 100% durante los meses siguientes. También hay que hacer descansos al menos cada hora y media. Hay quien prefiere usar el método Pomodoro, que ya explicamos en alguno de nuestros artículos.

Si trabajas además de opositar, esto se complica, porque estarás más cansado, así que tendrás que ir ajustando horarios y ritmos según veas conveniente.

¿Cuántos temas hay que estudiar a la semana para ir bien en una oposición?

Esto dependerá del volumen de temario y del grosor que tiene cada tema. No podríamos decirte una cantidad exacta. Sin embargo, lo ideal es que vayas a tu propio ritmo. Mientras te exijas a ti mismo la máxima eficiencia, nadie podrá reprocharte nada.

Recuerda siempre esto: No te compares con los demás, sino contigo mismo. Observa qué te funciona y qué no y céntrate en tu progreso.

¿Cómo utilizar técnicas de estudio en mi oposición?

En nuestra academia de policía o de bombero usamos técnicas de estudio y recomendamos ciertas prácticas para aplicarlas al temario de forma directa. 

Si tu opo es otra, entendemos que solo te interesen las técnicas en sí. Justamente por eso, nosotros tenemos un curso de técnicas de estudio. Ahí te enseñamos todo lo que tienes que saber para estudiar un temario por tu cuenta, siempre buscando la máxima eficiencia.

¿Qué oposición es más fácil?

Esto sería como preguntarse qué asignatura es más fácil. A pesar de que hay algunas objetivamente más sencillas, siempre hay un matiz: Pregúntate, más bien, qué oposición es más fácil para TI

Esto tiene mucho que ver con el factor de preparación que comentábamos más arriba. Hay personas a las que se les da muy bien las pruebas físicas y pueden triunfar en una convocatoria de bombero o de Policía Nacional, mientras que a otras se les da mejor la jerga legal y podrían tener cierta ventaja en una oposición con textos jurídicos.

Por supuesto, ten siempre en mente cuáles son los requisitos de la opo y si los cumples. Cada oposición tiene su complejidad, y tienden a ser más difíciles cuanto más alto sea el grupo al que pertenecen. Así, una oposición de APF generalmente será más fácil (aunque puede que tengas más competencia) que con una del grupo A1 o A2.

En definitiva, son varios los factores que influyen:

  • Requisitos de acceso
  • Número de temas y/o extensión
  • Complejidad de la temática
  • Frecuencia de la convocatoria (lo ideal es que sea frecuente)
  • Ratio de opositores por plaza

¿Cómo preparar unas oposiciones en poco tiempo?

Lo mejor que puedes hacer para prepararte una oposición en poco tiempo es usar el método de capas, es decir: Estudiar el temario más preguntable primero, y luego ir ampliando hacia lo más improbable. De esta manera, irás sobre seguro.

También te aclaramos que es poco común aprobar a la primera en una oposición, así que no vayas con esa expectativa. Generalmente, te llevará más tiempo, por muy frustrante que sea.

¿Es difícil opositar para Policía Nacional?

El tema de las pruebas físicas puede parecer chungo, pero con ponerte en forma y practicar mucho (tal vez con un entrenador) no será complicado superarlas.

Al principio puede parecer que esta oposición es difícil, sobre todo la parte teórica, por toda la jerga legal que se maneja en el primer bloque de temas. No obstante, si tienes unos buenos recursos y gente que te lo explique con técnicas de estudio, verás que estudiarte todo el temario será mucho más fácil.

Para ayudarte, te puede ser muy útil nuestra academia de Policía Nacional, donde tenemos todo lo que necesitas para prepararte online esta opo, siempre a tu propio ritmo.

Ahora que ya tienes todos los trucos sobre cómo empezar a estudiar oposiciones, no te quedan excusas para aprobar, ¡dale mucha caña, te esperamos en la lista de admitidos!

Ir arriba

Prepara GUARDIA CIVIL con Policía Ninja hasta el final de la convocatoria 129 por 397€

IVA incluido. Sin Sobrecostes. Ni sorpresas.