Examen de Ortografía de Policía Nacional

¿Te has preparado ya el examen de ortografía para ser policía nacional? ¡Ojo, porque no es moco de pavo, ahí cae mucha gente! Te hemos preparado una mega guía para que lo DOMINES y no vuelva a ser un problema.

Como seguramente ya sabrás, el examen de ortografía ha levantado mucho revuelo en los últimos años. Su dificultad es tal que han suspendido hasta el 75 % de los opositores que han participado en él. Eso no sería un problema tan grave si no fuera porque es una prueba obligatoria y eliminatoria, al menos en la Escala Básica.

¡Queremos que domines este examen, aún estás a tiempo!

¿Cómo es el examen de ortografía de la Policía Nacional?

Aunque no se especifica de forma explícita al menos en las bases de Escala Básica de 2021, el examen de ortografía de la Policía Nacional consiste en una prueba en la que se te muestran 100 palabras. Usando de referencia el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), tu tarea es decidir en qué grupo va cada palabra que se te presenta:

  • A: Existe en el diccionario
  • B: No existe en el diccionario

Igual que te explicaremos a lo largo del artículo, algo importante es que no puedes equivocarte demasiado, porque los errores penalizan. No tienes por qué contestar a todas las palabras, y de hecho no deberías.

Puede parecer que el examen será sencillo, ya que todos sabemos cuáles palabras existen y cuáles no, pero eso es un ERROR que lleva a muchos a subestimar este examen. 

La realidad es muy diferente, ya que muchas palabras que nosotros usamos a menudo no están aún reflejadas en el diccionario de la RAE, así como el caso opuesto: hay muchas palabras que entendemos por incorrectas, pero que existen.

¡Este examen no es para tomárselo a broma!

Criterios de corrección de ortografía de Policía Nacional

Aunque muchos no estén de acuerdo, esta prueba es la manera que se ha decidido para evaluar la ortografía de los opositores. Por eso, los criterios de corrección se basarán en si conoces bien o no las palabras que existen en el diccionario.

Por tanto, para corregir este examen se contarán las veces que has acertado y fallado en cada palabra, al catalogarla como A o B (comparado con una ficha de soluciones). Luego, se descontarán los errores, siguiendo la misma fórmula que en la prueba de conocimientos:

[A–E/(n–1)]*10/P

Más abajo, hacia el final del artículo, te explicamos esta fórmula con mucho más detalle y algunos ejemplos para que te quede bien claro todo lo que implica.

Es posible que muchas palabras que te esperabas inexistentes, en realidad estén presentes en el diccionario (aunque ya estén en desuso en nuestra lengua), así como palabras que creías que estaban, que aún no han sido implementadas… 

¡Es frustrante cuando te das cuenta de todo esto, pero es mejor ser consciente antes de hacer el examen que después! Lo normal, al menos hasta ahora, era bajar la guardia en este examen y no queremos que te pase.

No hay que olvidar que los errores pueden costarte muy caros, ¡no dudes en dejar una palabra en blanco si no la conoces! Imagínate que respondes a las 100 palabras y aciertas 55 de 100, cabría esperar sacar un 5,5… pero si descuentas los errores te puedes quedar con tan solo un 1 (de nuevo, al final del artículo verás un ejemplo con precisamente este caso).

A pesar de tener una muy buena preparación, en la edición de 2021 el Tribunal se vio obligado a bajar la nota de corte a 3,5. Aún y así, tan solo el 75% de los opositores aprobaron, ¿es para preocuparse o no?


Los errores más frecuentes en la prueba de ortografía

Aunque algunos califiquen esta prueba de imposible, hay palabras muy fáciles de detectar, y estas pueden ser tu muleta para conseguir la nota que necesitas, dejando a todos boquiabiertos. 

Hay diversos patrones en los que mucha gente comete errores tontos, y con los que puedes allanar tu camino hacia la plaza. Por eso, aquí tienes algunas de las confusiones más comunes entre los aspirantes en esta prueba:

Tildes

Uno de los errores más comunes en este tipo de pruebas está en no saber acentuar de forma correcta cada palabra. De hecho, hay muchas personas que se equivocan al dar como correcta ciertas palabras como “Icaro”, que en realidad sería “Ícaro”.

Para ir bien, hay diversas reglas ortográficas que deberías conocer. Te damos algunos ejemplos de menos a más complejo:

En primer lugar, debes tener en cuenta que muchas palabras que se acentúan en su versión más básica (Histrión) se suelen acentuar también en sus variantes (Histriónico/a). Esto teniendo en cuenta también lo siguiente:

Aquí tienes las reglas clásicas de la acentuación en palabras agudas, llanas o esdrújulas. Si sabes separar las palabras en sílabas, esta es una norma que no falla (si tienes en cuenta las excepciones) y que deberías grabar en tu cabeza (cosa que deberías haber hecho, ya que entre tu temario tienes un apartado sobre ortografía). 

Según la posición de la sílaba tónica se distinguen así:

  • Agudas (última sílaba): Solo llevan tilde las que acaban en n, s o vocal (a,e,i,o,u) (agudas que no se acentúan, como excepción: palabras monosílabas y agudas donde la s viene después de otra consonante). Ejemplos de agudas:
    • Vaivén
    • Ratón
    • Intentar
    • Jugar
  • Llanas (penúltima sílaba): Lo contrario a las agudas; llevan tilde las que NO acaban en n, s o vocal (a,e,i,o,u) (excepciones: se acentúan cuando la s viene después de una consonante, al revés que las agudas. También en palabras que terminan en -y o en palabras con hiatos). Ejemplos de llanas:
    • Llano
    • Lápiz
    • Chaqueta
    • Tilde
  • Esdrújulas (antepenúltima posición o las sobreesdrújulas, que son sílabas más adelante): Siempre llevan tilde (excepción de acentuación: si es una palabra acabada en -mente como precozmente y su versión base precoz no lleva acento). Ejemplos de esdrújulas:
    • Trágico
    • Esdrújula
    • Histriónico
    • Gráfico

Con estos principios, tendrías casi asegurado acertar en cualquier palabra que esté mal acentuada. Sin embargo, también te quedan muchas otras cosas a tener en cuenta, como los diptongos, triptongos e hiatos, que también dan lugar a errores.

Antes de entrar en materia sobre esto, debes recordar que a, e, o son las vocales abiertas; mientras que i, u son las vocales cerradas.

  • Diptongos: Consiste en la combinación de dos vocales en la misma sílaba. Estas dos vocales son siempre una cerrada y otra abierta o cerrada.
    • En el caso de abierta + cerrada, la tilde irá sobre la primera.
    • Si las dos son cerradas, la tilde irá sobre la segunda vocal.
  • Triptongos: Unión de tres vocales en la misma sílaba. En este caso, la vocal central siempre será abierta, mientras que las otras dos que la rodean serán cerradas.
    • La tilde va siempre sobre la vocal abierta.
  • Hiatos: En este caso, se ven dos vocales juntas, pero están separadas cuando la palabra se divide en sílabas. Se componen de una vocal abierta y otra abierta o cerrada.
    • Si el hiato se compone de vocal abierta + vocal cerrada, esta será siempre tónica y llevará tilde.
    • En el caso contrario de vocal cerrada + vocal abierta, se seguirán las reglas generales de acentuación, a menos que la tónica sea la vocal cerrada (en cuyo caso se acentúa).
    • Cuando son dos vocales abiertas las que están juntas en el hiato, se siguen las normas explicadas sobre palabras agudas, llanas o esdrújulas.

Uso de hache

Otro error también muy visto en este tipo de exámenes está en la confusión de cuándo puede haber o no una h, sobre todo al principio de la palabra. ¿Es ortensia u hortensia? Veamos a continuación lo que nos dice Fundeu, una de las entidades referentes en esta temática, y que te recomendamos consultar cuando te prepares esta prueba para salir de dudas, junto al diccionario de la RAE.

Según ellos comentan, siempre encontrarás una h en las siguientes normas:

  • Prefijos hidra-, hidro-, hiper-, hipo-, hecto-, hepta-, hexa- y hemi-.
    • Hidrocarburante
    • Heptasílabo
  • Cualquier palabra que empieza por el diptongo ue.
    • Huevo
    • Huelga
  • Palabras derivadas de aquellas que llevan H al principio. Esto también se aplica a los verbos:
    • Haber = Hubo, hubiera
    • Hurtar = Hurtaron, hurtó
  • También debes tener en cuenta que hay palabras que tienen primos u homónimos con o sin hache. Estos es importante conocerlos, al menos en su mayoría, ya que hay excepciones que podrían jugarte una mala pasada. Aunque usemos algunas palabras o verbos con y sin h es posible que estas no tengan una entrada en el diccionario de la RAE, aunque exista un infinitivo válido relacionado (como es el caso de ato (primo de hato) a pesar de que exista el verbo atar). Dicho esto, aquí tienes algunos ejemplos de homónimos sacados de Fundéu:
    • Hora = momento del día / Ora = del la palabra ahora
    • Hojear = pasar hojas / Ojear = sinónimo de mirar
    • Huso = herramienta usada para hilar / Uso = del verbo usar
    • Hatajo = hato de ganado pequeño / Atajo = camino más rápido

Por supuesto, hay varias normas más relacionadas con la h, como las interjecciones o las exclamaciones, pero en este examen solo nos interesa saber estas.

Anglicismos

Hay muchos conceptos que usamos cada día y que están o no aceptados en la RAE como parte del diccionario. Estamos hablando de palabras como outlet, bróker o baipás (por cierto, solo una de estas tres es incorrecta, ¡a ver si sabes cuál!).

Lo cierto es que la mejor manera de enfrentarte a esto es centrarte en lo que sabes seguro y si has podido mirarte los anglicismos que están aceptados por la RAE podrás ir mucho mejor preparado. Si no, siempre te quedará usar las estrategias que te contamos más abajo en este mismo artículo para asegurarte el aprobado.

¡Por cierto, procura que cuanto busques palabras en la RAE lo hagas centrándote en aquellas que tengan entrada propia! Para hacerlo, en el buscador de la app del DRAE tendrías que ir a sus opciones y marcar la opción “exacta”, indicando que buscas la palabra exacta.

Es importante que también te fijes en si en la DRAE aparecen o no en cursiva. Piensa que algunas palabras como brunch solo se consideran correctas estando en cursiva según la RAE, así que NO deberías darlas como correctas si te la presentan con letra redonda (brunch), ¡para que estés al tanto!

B y V

A algunos estudiantes también les ocurre que se confunden entre el uso de la B y la V. Esto es muy común, por ejemplo, en aquellos que son bilingües y en su otro idioma la misma palabra se escribe con la consonante contraria. 

Este es un caso muy claro para los catalanes, ya que palabras como prueba o móvil, en catalán se escriben como prova o mòbil, cosa que puede causar confusiones delante del examen. 

Lo que deberías hacer es centrarte muy bien en las normas que tiene la RAE para aplicar la B o la V en cada palabra. Aquí tienes un repaso de normas extraído de Fundeu:

Se escriben con B

  • Verbos cuyos infinitivos acabadan en –bir (excepto hervir, servir y vivir).
  • Verbos de beber, deber, caber, haber y saber.
  • Terminaciones -ba, -bas, -bamos, -bais, -ban, -bundo, -bunda, -bilidad (excepto movilidad y civilidad).
  • Palabras que empiezan por bibl-, bu-, bur-, bus-, bi-, bis-, biz-, bien-, bene-.
  • Palabras donde B precede a otra consonante, como R, S, T, V, N, D o L.
  • El pretérito imperfecto del verbo ir: iba, ibas, íbamos, iban…

Se escriben con V

  • Los adjetivos terminados en -ava, -ave, -avo, -eva, -eve, -evo, -iva, -ivo. ¿Por qué adjetivo?, pues porque otras palabras como sílaba o árabe no son adjetivos y van con B.
  • Cuando una palabra empieza por: vide-, villa-, villar-
  • Cuando una palabra acaba en: -viro, -vira, -ívoro/a (excepto víbora). También -servar, -versar (de conservar, observar, reservar y conversar).
  • Justo después de una D, B y N.
  • Palabras cuyo infinitivo no tiene B ni V. Tener = tuve, estar = estuve.
  • El presente de indicativo, imperativo, subjuntivo del verbo ir: voy, vas, vaya…
  • El futuro subjuntivo de los verbos estar, andar y tener, así como sus derivados: estuve, anduve, tuve, …

Tu academia a Policía Nacional 100% Online

¿Quieres que la próxima convocatoria sea la definitiva para tí?

Si la respuesta es un rotundo SÍ, te esperamos dentro con mucho que aportarte.


Buen uso de las reglas ortográficas en la prueba de ortografía

Como has visto, aunque tiene sus complicaciones, hay muchas normas y conceptos que te iría muy bien saberte de memoria para no cometer tantos fallos en la prueba de ortografía de la policía nacional. ¿Sabes quién es muy crack en técnicas de memorización y estudio? ¡Nosotros, es nuestra especialidad!

Con el tiempo, nos hemos dado cuenta de que los viejos estilos de estudio ya han quedado desfasados. De hecho, usando técnicas de estudio tendrías la posibilidad de aprenderte todas estas y muchas más normas de una forma que sea aparentemente fácil para ti. Deja que te expliquemos un poco más para hacerte a una idea de cómo va esto.  

Para lograr memorizar mejor, tan solo necesitas usar a fondo las asociaciones entre conceptos que te faciliten el recuerdo. 

Cada tipo de problema o norma ortográfica puede tener una identidad reconocible, única para ti, de forma que te sea más fácil usarla en cualquier contexto. Si quieres recordar, por ejemplo, dónde va y dónde no la tilde, puedes convertirlo en un personaje o una persona que te sea muy familiar.

Imaginemos, por ejemplo, que asocias la tilde a tu antigua profesora de primaria. Esta mujer siempre llevaba un moño de lado, que parecía una tilde.

Podrás imaginarte toda clase de situaciones en las que tu profesora de primaria está o no presente.

Podrías hacer esto relacionándolo con las normas de palabras agudas, llanas o esdrújulas, ¿las recuerdas? La mayor dificultad de esta clasificación de sílabas tónicas estaba en acordarse de cuáles son las letras que hacen que una aguda o llana se acentúe o no.

Recuerda que las agudas solo llevan tilde cuando acaban en n, s o vocal. Usando esta regla, puedes convertir cada letra en un concepto:

  • N = niño
  • S = serpiente
  • Vocal = cantar

Ahora, ponte en una situación o historia en la que te imaginas a tu profesora de primaria (tilde) interactuando con estos tres conceptos:

Figúrate, por ejemplo, que estáis en clase con otros niños (n) y aparece una serpiente (s). De golpe, vuestra profesora empieza a cantar (vocal) en un tono muy agudo (agudas). ¡Ya tienes tu primera asociación, que te costará mucho olvidar!

Hay muchas técnicas la mar de creativas que puedes usar para aprenderte series de conceptos, al mismo estilo. La técnica de la cadena, que es ideal para acordarte de diferentes listas de ítems, te podría ser útil para aprenderte todos los prefijos que van con H como hidro- o hepta-. También puedes crear grupos de palabras (por cada sigla) con o sin entrada en el diccionario de la RAE, para luego aprendértelas de memoria.

Las historias que puedes crearte con cada concepto pueden ser la mar de divertidas, (por ejemplo, hidro- podría ser Aquaman, que podría interactuar con otros conceptos que te vayas creando).

¡Si te va eso de los superhéroes podrías convertir palabras muy usadas, pero no entradas en la RAE y que ya hayan salido en pruebas de otras ediciones, como resetear, en supervillanos!

Incluso, si quieres, puedes imaginarte andando por tu casa y encontrándote a cada concepto (asociado con las palabras que te quieres aprender), de forma que luego recuerdes qué estaba haciendo cada uno y te sea más fácil memorizarlas. A esto lo llamamos la técnica del palacio mental

¡Las posibilidades que hay son realmente infinitas!

Al final, como ves, es muy útil crear asociaciones inverosímiles entre conceptos, de forma que se queden pegadas en tu cabeza, ya sea generando una historia la mar de divertida o usando un contexto que te sea fácil recrear en tu cabeza. 

Ahora te parecerá mentira, pero de esta manera podrías llegar a recitar de memoria cualquier contenido. Aprende a afrontar esta prueba con nuestro curso específico del examen de ortografía del CNP.

Exámenes de ortografía de la escala básica de policía nacional

Al enfrentarte al examen de ortografía, es normal que tengas serias dudas, pero si aplicas buenas técnicas de estudio sabrás en todo momento qué hacer. Lo mejor es que recordarás con mucha más facilidad.

Volviendo al ejemplo que te contábamos sobre las técnicas de estudio aplicadas al aprendizaje de cuáles palabras se acentúan y cuáles no… recuerda a tu profesora de primaria y su agudo (agudas) canto (vocales) en una clase repleta de niños (n), mirando fijamente a la serpiente (s). Pongámoslo en práctica, ¿qué palabras de las siguientes son correctas?

  • Colibri
  • Monton
  • Perú
  • Abrelatas
  • Visor

Si has contestado que las correctas son Perú, serpientes y visor, ¡has acertado! Como te habrás fijado, la única palabra llana es abrelatas y, por supuesto, no se acentúa porque es llana aunque termine con s. Las otras dos palabras colibri y monton (incorrectas) deberían ser colibrí y montón.

Imagínate ir a tu examen con este y muchos más ases bajo la manga ¿empiezas ya a verle más futuro a tu camino hacia la placa?

Examen de ortografía de la oposición a Policía Nacional de Marzo de 2021
Examen de ortografía de la oposición a Policía Nacional de Marzo de 2021

Estrategia para afrontar el test de ortografía con garantías

Para superar estas opos necesitas, además de ir bien preparado, tener una estrategia que te ayude de verdad frente a estas pruebas de Escala Básica.

¿Y si te encuentras palabras inexistentes?

Hace un rato te hablábamos sobre los errores que puede cometer un aspirante, pero es importante que tengas en cuenta que algunas palabras estarán bien escritas, pero no estarán en el diccionario. Puede que incluso te suenen o la utilices mucho, pero aún no se ha implementado oficialmente.

Por mucho que hayas estudiado y por muchas palabras que te hayas aprendido de memoria, las posibles combinaciones (aparentemente correctas) de letras pueden ser infinitas. Si tenemos en cuenta que en el último examen añadieron unas 14 palabras de este tipo, esta es una amenaza real para tu nota.

Primero de todo, ten en cuenta que esta prueba no busca que te sepas de memoria el diccionario de la RAE, con hasta más de 93.000 palabras en la actualidad (sería absurdo), sino que se pretende evaluar tu capacidad ortográfica y tu vocabulario, además de tu pericia al evitar este tipo de fallos.

A veces será imposible saber si una palabra existe o no en el diccionario. Si, a pesar de aplicar todas las normas ortográficas que te hemos explicado más arriba sigues sin aclararte sobre una palabra concreta, no olvides que siempre puedes dejarla sin contestar. Reducirás tu riesgo y te ahorrarás más de un susto.

Ten en cuenta que vale más la pena pecar de precavido ante la posibilidad de que te descuenten puntos, ya que saldrías perdiendo. En otras palabras, no vayas a por el 10, porque aquí será imposible. No intentes responder a todo, porque lo más seguro es que te equivoques.

Si una palabra suena bien y está bien escrita, pero nunca la has visto, lo mejor es que la dejes.

¿Cómo organizarte el estudio de palabras?

Seguramente te estarás preguntando qué puedes hacer para aprenderte un mayor número de palabras, o al menos hacerlo sin quemarte. La realidad es que te puede ser muy útil aplicar técnicas de estudio para lograr esto. Te ponemos algunos ejemplos de técnicas para enfrentarlo:

  • Tarjetas Anki: Mientras estudias, te pueden ser útiles estas tarjetas que te permiten usar fichas, aprendiéndote cuáles son correctas y cuáles no como si estuvieras en un concurso, que se muestran de forma aleatoria y que se autoprograman para volver a mostrártelas cuando se te puedan haber olvidado.
  • Repasos programados: Puedes memorizar 30 palabras al día y hacer repasos basados en la curva del olvido (al día, a la semana, y al mes, por ejemplo)
  • Créate historias: Recuerda nuestro ejemplo de la técnica de la cadena y la creación de historias. Usa a tu favor todo lo que has aprendido aquí para acelerar tu memorización y dominar este tema.

Mantente al día

¿Sabías que almóndiga o murciégalo son palabras correctas según la RAE?

Por raro que parezca, la RAE a menudo cambia en algunas de sus acepciones o nomenclaturas, y lo más importante de todo es estar al día sobre los grandes cambios. ¡Imagínate que te metieran estas llamativas palabras en el examen y las dieras por erróneas con total seguridad!

Para sumar más probabilidades de aprobar, y también para ir repasando sin darte cuenta, te recomendamos que estés siempre al tanto de su web oficial y sus cuentas de redes sociales. Cada día dan consejos en su twitter, así que te recomendamos seguirlos e ir leyendo algunos de sus consejos.

Practica mucho

A pesar o tal vez debido a que es una prueba muy corta, ten en cuenta que podría ser la última de una serie de exámenes seguidos. Tal vez podrías estar ya reventado tras haber acabado la prueba de conocimientos, los ejercicios psicotécnicos o las pruebas de personalidad y biodata previas a la entrevista personal, y al final te tocaría resolver esta prueba.

¿Sabes cuál es la mejor manera de que apruebes a pesar del cansancio?, ¡que tengas el tema ya muy dominado! Eso solo se consigue practicando con muchos simulacros y acostumbrando a tu cerebro al esfuerzo que supone tener que decidir si una palabra existe o no, (o simplemente dejarla en blanco, como te recomendamos más arriba).

¡Así que ya sabes, practica mucho y ponle ganas!

Otras preguntas frecuentes sobre la prueba de ortografía

Aquí tienes algunas preguntas frecuentes sobre el examen, que te podrían ayudar a acabar de solventar cualquier duda que tengas. Si te queda alguna, recuerda que siempre puedes dejarnos un comentario.

¿Cómo calcular la nota de ortografía CNP?

Como sabes, no es tan sencillo como contar solo los aciertos y dividirlos por la nota máxima, porque los errores descuentan. Te hemos enseñado la fórmula al principio del artículo, y como muchos ya saben esta es la misma que se aplica a la prueba de conocimientos.

Como recordatorio y para aclarar algunos detalles, la fórmula es la siguiente:

[A–E/(n–1)]*10/P

A = número de aciertos

E = número de errores

n = número de opciones de respuesta (en este caso A o B, por tanto n = 2)

P = número de preguntas = 100 en el caso de la prueba de ortografía

Antes de seguir, queremos hacer un inciso. Debido a la diferencia entre opciones de respuesta (n), a efectos prácticos hay una diferencia esencial entre las pruebas de conocimientos y las de ortografía: 

  • Prueba de conocimientos: Dado que n equivale a 3, cada dos respuestas erróneas se te descontará una respuesta correcta.
  • Prueba de ortografía: Dado que n equivale a 2, cada respuesta errónea te descontará una correcta.

Una vez termines tu prueba, deberás apuntar tanto los aciertos como errores. Pongamos que, por ejemplo, tienes 55 aciertos y 45 errores (en el caso de que respondas a todas las respuestas).

Como ves, cabría esperar que esto fuera equivalente al 5,5 (55/100) pero hay que descontar los errores. Si aplicamos la fórmula [A–E/(n–1)]10/P tendremos la siguiente situación: 

[55-45/(2-1)]10/100 

Al hacer los cálculos, o al tener en cuenta que cada respuesta incorrecta te descuenta una correcta, verás que el resultado final (aunque cueste creer) es de 1.

Para ilustrar lo que te comentábamos antes sobre la necesidad de ignorar las palabras que no conozcas, veamos qué pasará si ignoras 20 palabras sobre las que estás inseguro y que de otra manera dejarías al azar. 2 de ellas las podrías haber acertado como correctas y 17 las podrías haber calificado erróneamente, pero no han puntuado. Por tanto, tus aciertos son 53 y tus errores son 28:

[53-28/(2-1)]10/100 = 2,5

¿Ves cómo puedes subir de nota ignorando las palabras que no sepas?

¿Cuánto dura el examen de ortografía CNP?

El examen de ortografía para ser Policía nacional dura tan solo 8 minutos. Esto es algo a tener en cuenta, ya que es un limitante que no te permitirá dejar las cosas para más tarde en el examen.

Si una palabra la sabes seguro, respóndela. Si no, recuerda que siempre es mejor idea dejarla en blanco. 

Mientras tengas asegurada la nota por encima del corte (que a veces necesitas llegar al aprobado, pero en la edición anterior bastó con un 3,5) seguro que pasarás el examen de ortografía para ser policía nacional, ¡mucho ánimo y ya sabes que puedes contar con nosotros para entrenarlo!

Deja un comentario