Cómo preparar las oposiciones a Policía Nacional

¿Vas al 100% a por tu plaza?

Entra en Policía Ninja y da un paso de gigante hacia tu placa.

Como preparar las oposiciones a policía nacional en España

Hemos estado investigando y somos conscientes de que muchos aspirantes quieren saber cómo preparar las oposiciones a Policía Nacional, ¡así que aquí tienes una guía completa en la que resolvemos las dudas más frecuentes y te damos todas las claves!

Convocatorias para ser Policía Nacional

Empecemos por lo que seguramente te interesa más y por lo que estás aquí: las convocatorias.
La verdad es que en Policía Nacional tenemos una de las oposiciones más generosas. En cada convocatoria anual, que se publican en el BOE o en la página oficial de Policía Nacional, puedes esperar encontrar entre 1.000 y 3.000 plazas, lo que comparado con el número de opositores que se suelen presentar deja una relación de 14 aspirantes por plaza.

Para que veas un ejemplo, en 2021 se ofertaron un total de 2.328 plazas, repartidas en 2.218 para la Escala Básica y 110 en la Escala Ejecutiva ¡En 2020 el número de plazas fue aún mayor, con 2.366 para Escala Básica y 125 de la Escala Ejecutiva!

Hay muchos opositores que, desconociendo cómo es preparar las opos para ser Policía Nacional, pecan de confiados y acaban quedándose en la estacada. Que haya más plazas no significa que vaya a ser más fácil, porque también tendrás más competencia a superar.

Al final, no hay que infravalorar cuánto tiempo te llevará realmente prepararte para sacarte la plaza. Vamos a darte toda la información y recursos que necesitas para REVENTARLO.

Tiempos para preparar la oposición a Policía Nacional

Alrededor de unos cuatro meses después de la convocatoria suelen llegar las pruebas físicas, y dos meses después el examen teórico, la entrevista personal, el psicotécnico… Esto puede ser demasiado para algunos opositores. De hecho, hay bastantes quejas sobre la falta de tiempo para prepararse, pero la realidad es que tienes tiempo de sobra, si te organizas bien y te preparas antes.

¿Cuánto se tarda en preparar las oposiciones a Policía Nacional?

Aunque esto puede variar muchísimo entre opositores, ya que cada caso es muy distinto, para que te hagas una idea, en la mayoría de casos puedes tardar entre 1 y 3 años en sacarte tu plaza. No, esto no se consigue en tan solo cuatro meses de preparación, como te intentan vender algunas academias, al menos no si quieres hacerlo bien, con técnicas de estudio que suban mucho tu nivel.

Piensa que es imposible saberlo a ciencia cierta porque en todo ese tiempo puede pasar de todo: Es posible que tengas o no suerte en la primera convocatoria, o que no llegues al nivel que se necesita porque estás opositando y trabajando a la vez y no tienes tiempo suficiente para prepararte. 

Lo que es seguro, es que si eres valiente y resistes, te la acabarás sacando. Lo bueno que tienen las oposiciones a Policía Nacional es precisamente la posibilidad que te da de trasladar la preparación de un año al siguiente, gracias a la semejanza de la mayoría de bases de cada convocatoria.

Si quieres sacarte tu plaza más pronto que tarde, será esencial que te organices bien y utilices los mejores métodos y técnicas. Todo eso y mucho más te lo explicamos a continuación.

Organización del tiempo de estudio

Hay un error esencial que cometen muchos aspirantes al estudiar para Policía Nacional, y es el de centrarse solamente en una prueba a la vez. Dado que las pruebas físicas son las primeras en hacerse, y las teóricas llegan poco tiempo después, puede pasarte que apruebes las pruebas físicas, pero no te prepares bien el examen teórico.

Por todo esto, es importante organizarte bien y crearte una pauta de estudio, mediante la cual puedas prepararte todo desde el primer día.

La clave en la organización ante una oposición, por lo que nosotros hemos podido ver en nuestra academia online, es analizar a fondo las bases de la convocatoria y basándote en ello tener una estrategia muy clara. Hacerlo ya te dará una gran ventaja contra tus competidores para conseguir la plaza.

Dado que las bases de las pruebas para ser Policía Nacional no suelen cambiar entre ediciones, es algo que podrás prepararte con seguridad y antelación. Si las bases del año actual aún no están disponibles, no importa, consulta las de año anterior y síguelas, lo más seguro es que te sirvan. Para que nos entiendas, si la oposición fuera un juego de mesa, podrías tomarte las bases como las reglas del juego.

Planificación oposiciones policía nacional

Haciendo eso ganarás una gran autonomía, algo que creemos que es clave, ya que no tendrás que esperar para prepararte.

Una vez veas las bases e investigues sobre cómo es cada ejercicio, verás que, tal y como decimos nosotros, no es buena idea prepararte una sola prueba a la vez. Después de las pruebas físicas, los exámenes teóricos suelen llegar a los 2 meses, tiempo insuficiente para que conozcas y te memorices todo el temario de Policía Nacional.

Por esto, tienes que tomártelo en serio y crearte un planning de estudio para tus oposiciones a policía, que integre la preparación de todas las pruebas desde la primera semana. De esta manera, mientras descansas tu cuerpo entre ejercicios físicos podrás aprenderte todo el temario teórico. Así no solo serás más productivo, sino que tener esa variedad en tu día a día también hará mucho más ameno tus cientos de horas de preparación.

Asegúrate también de tener un horario fijo de estudio y de respetarlo como si fuera sagrado, y a poder ser también ten un rincón concreto para estudiar. De esta manera, tu cerebro se adaptará mejor y entrará automáticamente en modo estudio, lo que te hará mucho más eficiente.

Aunque cada caso puede ser muy distinto, el consejo general sobre las pruebas físicas es que hagas entrenamiento al menos 3 veces a la semana, evitando lesionarte, aunque la clave siempre estará en separar tus sesiones de la forma que mejor te funcione. Muchas personas que opositan a tiempo completo le dedican unas 8 horas diarias y lo dividen en 4 horas por la mañana y 4 horas por la tarde.

La vida siempre se pondrá en medio de tus planes, y debes saber que no eres un robot. Al principio es posible que te pongas objetivos demasiado difíciles o fáciles, o que ocurran imprevistos

Todo esto te obligará a ser más flexible, e incluso también necesitarás descansar de vez en cuando, tanto dentro de las sesiones de estudio como incluso días enteros. Tendrás que ir revisando los resultados que estás consiguiendo e ir adaptando la agenda a tus necesidades personales, que seguramente vayan cambiando.

Al final, la clave es prepararte todas las pruebas del proceso selectivo para que no tengas ningún punto débil, o si lo tienes al menos minimizarlo. No dejes de lado NADA, e irás mucho más confiado al enfrentarte a cualquier prueba del proceso selectivo.

Y mucha paciencia con las semanas bajas, que te aseguramos que vendrán, ¡aunque eso significa que también tendrás subidones de energía en los que te comerás el mundo! No te agobies, y verás cómo lo revientas.

Tu academia a Policía Nacional 100% Online

¿Quieres que la próxima convocatoria sea la definitiva para tí?

Si la respuesta es un rotundo SÍ, te esperamos dentro con mucho que aportarte.


Técnicas de estudio para optimizar el tiempo de preparación

¿Pensabas que solo era cuestión de sentarte e hincar los codos hasta que todo te entre en el coco? ¡Eso es lo que creía precisamente Ceci, una opositora a letrada que simplemente se puso a memorizar durante 4 años, 12 horas diarias sin utilizar ninguna técnica de estudio y que acabó dejándolo! Te dejamos justo aquí la entrevista que tuvo con David, nuestro CEO:

Hoy en día existe otra manera de estudiar. Debes aprovechar tu tiempo aplicando las diferentes técnicas de estudio que existen. De esta manera, conseguirás acelerar tu progreso y sacarás ventaja sobre tu competencia, sin tener que dedicarle tantas horas, y lo mejor es que te lo pasarás bien por el camino.

Algunas de las reglas mnemotécnicas más interesantes son aquellas en las que utilizas imágenes e historias impactantes, que se te quedan grabadas en la cabeza para recordar y memorizar textos, incluso si son difíciles de digerir. Te explicamos mucho más en nuestro curso de técnicas de estudio.

Las técnicas de estudio no son solo un método para organizar tu tiempo, sino que también se tratan de crear nuevas asociaciones que te hagan más fácil memorizar un temario, casi sin esfuerzo.

En cuanto a planificación del estudio, dado que las oposiciones a Policía Nacional tienen un temario abierto, para organizarte mejor es esencial usar el método de capas. Consiste en aprenderte primero lo más preguntable de todo el temario y luego ir profundizando, asegurándote así la mejor nota. David te lo explica en detalle en el siguiente vídeo:


Siguiendo con la distribución de los descansos, algo que te puede ir muy bien es la técnica pomodoro, con la cual separarás tus sesiones en espacios de tiempo de trabajo y descanso ¡Está muy bien para ayudarte a seguir motivado cuando tienes que hacer ese sprint final del día que tanto cuesta! 

Mentalidad para superar la oposición

Un aspecto que no se suele tener en cuenta a la hora de opositar en las opos de Policía Nacional es la mentalidad con la que te enfrentas a semejante reto. Hay diferentes conceptos que te irá bien interiorizar para sacar el máximo partido de tu tiempo.

La preparación de una oposición es algo difícil para cualquier persona, sobre todo a un nivel psicológico. Al fin y al cabo, has tomado una decisión vital muy importante, y comporta cierto riesgo, ¡pero conseguirlo puede significar conseguir el trabajo de tu vida!

Es más que un examen

Nosotros creemos que deberías tomarte tu preparación como algo más que una simple prueba. Aquí tienes que meter el 100 % de tu esfuerzo y potencial. Por eso, a partir de ahora tienes que cambiar de mentalidad y tomarte la oposición como si fuera tu trabajo, así que mantente disciplinado y sé consecuente con tus decisiones. Cuando planifiques, sigue todo a rajatabla.

Mantente positivo

Al tomarlo tan en serio, es posible que tengas momentos en los que creas que nunca lo conseguirás, porque algún temario se te haga muy difícil. Lo más valioso en los malos momentos, que los habrá, es mantenerte positivo.

Por poco que sea, tienes que ser consciente de que todo el rato estás dando pequeños pasos que cada vez te acercan más a tu plaza. Te lo debes a ti mismo, tienes que darle mucha caña, ¡imagínate cómo te sentirás cuando te den la placa de Policía Nacional! 

Si te ayuda, visualízate contándole la noticia a todos tus familiares y amigos, imagínate sus reacciones. Verás cómo enseguida recuperas las energías, y si sigues sin conseguirlo, recuerda descansar para luego estar a tope.

Infórmate bien

Otro consejo que también solemos dar, y que ahora mismo estás aplicando la mar de bien, es que busques información y te empapes bien. Así entenderás qué pasos tienes que dar y cómo serán las pruebas que te esperan, optimizando tus horas de estudio al máximo. 

En el caso de la preparación de las opos de Policía Nacional, a estas alturas del artículo ya puedes ver que es mucho más que estudiar. Si no hubieras encontrado este artículo, te hubiera costado mucho sufrimiento averiguarlo por ti mismo. Por lo tanto, ya ves que vale la pena invertir tiempo en investigar.

Déjate ayudar

Para acabar, a la hora de estudiar, busca la mejor calidad posible del material que vayas a usar para estudiar, porque va a ser la base de tu preparación. 

No te quedes contento con encontrar uno o dos artículos por internet sobre cómo preparar tus oposiciones a policía, ni te descargues cualquier manual, ve mucho más allá

Escoge un sistema que te pueda dar buenos resultados, ¡nosotros nos lo pasamos en grande estudiando en el discord de Opoland, donde hay salas de estudio y se puede conocer a mucha gente, que está opositando como tú!

Requisitos para ser Policía Nacional

Antes de prepararte es vital que tengas en cuenta si podrás enviar tu solicitud.

Hay algunos requisitos que las personas no se suelen esperar para ser policía, como el hecho que antes había que tener una estatura mínima de al menos 1,65 metros en hombres o 1,60 metros en mujeres. Por suerte, según ha publicado el Gobierno, esto dejará de estar vigente en las próximas convocatorias, y ya no habrá mínimos de altura para ser policía.

Como verás en las bases, lo que sí se pide es disponer de la nacionalidad española o no superar una determinada edad máxima. Incluso, se puede exigir tener un título de bachiller o uno universitario, dependiendo de la escala a la que oposites. Y puede haber requisitos específicos para una Comunidad Autónoma.

Todo esto y mucho más lo tienes bien explicado en nuestro artículo sobre los requisitos de Policía Nacional, donde además te explicamos cuál podría ser tu sueldo.

Cómo preparar las pruebas físicas de Policía Nacional

Las pruebas físicas son las que más suelen preocupar de todo el proceso selectivo a cualquier opositor, sobre todo porque son la primera barrera que tendrás que superar antes de llegar al temido examen teórico, para el que tantas horas has estado hincando los codos ¡Tiene que salir bien o habrás perdido mucho tiempo estudiando!

Si quieres sacarte las pruebas físicas con nota, tienes que tener muy en cuenta lo siguiente:

  • Trabajar en tu mentalidad ante de las pruebas físicas.
  • Refuerza tus puntos débiles y no dejes nada de lado.
  • Se autocrítico y exígete el mejor rendimiento posible.
  • Descansa cuando sea necesario.
  • Aliméntate de forma sana y equilibrada, para conseguir energía extra con el aporte de los hidratos de carbono de bajo índice glucémico y la proteína.
  • Por supuesto, acude a un preparador físico ¡te valdrá la pena!

Como ves, todo tiene bastante que ver con la preparación que hemos estado remarcando a lo largo del artículo. Si quieres saberlo TODO sobre esta primera parte, te recomendamos que veas nuestra guía completa sobre pruebas físicas para ser Policía Nacional.

Las pruebas para superar las oposiciones de Policía

Las pruebas que tendrás que superar durante el proceso selectivo y para las que te tienes que preparar sí o sí son las siguientes (en este orden). La mayoría tendrán una calificación final de apto o no apto:

  1. Pruebas físicas, en las que se tiene que aprobar para sacar el apto. Se divide en tres ejercicios:
    1. Circuito de agilidad
    2. Fuerza de tren superior
    3. Carrera de 1.000
  2. Examen teórico, con puntuación
  3. Pruebas médicas y entrevistas:
    1. Reconocimiento médico
    2. Entrevista personal, que se complementará con dos cuestionarios:
      1. Cuestionario autobiográfico
      2. Cuestionario sobre tu perfil de personalidad
    3. Test psicotécnico
  4. Prueba opcional de idioma, para subir nota (inglés o francés).

Como ves, no son pocas las pruebas ante las que te tienes que preparar. Como ya hemos dicho al principio, tienes que intentar irte preparando desde un inicio, porque apenas tendrás tiempo para repasar entre cada una.

En otras palabras, no solo deberás estudiarte la parte teórica y hacer los ejercicios de las pruebas físicas, también tendrás que estar listo para el resto, haciendo algunos cuestionarios autobiográficos y de personalidad, así como estar preparado para el reconocimiento médico, para que nada te pille por sorpresa.

Para conocer más detalles, te recomendamos que visites nuestro artículo sobre los requisitos para ser Policía Nacional.

5 errores a evitar cuando preparas la oposición a Policía Nacional

Hay diferentes errores que hemos visto cometer a muchos aspirantes a Policía Nacional, y queremos que los tengas en cuenta para que no te pasen a ti. También te damos algunos consejos para contrarrestarlos.

Confiarse demasiado

Debes tener en cuenta que esta es una oposición mucho más dura de lo que parece. Ya lo hemos insinuado antes, pero por muchas plazas que haya disponibles, eso no te asegura nada. Seguirás compitiendo con muchas otras personas capaces para conseguir tu plaza, y no puedes dormirte en los laureles.

Hoy en día, cada vez existen más y mejores academias de preparación para oposiciones concretas, y es inevitable que cada vez haya una competencia más feroz entre los aspirantes, ¡así que no dejes nunca de lado tu preparación! Esto no es un examen de instituto, ¡tómatelo en serio y verás cómo lo conseguirás!

No hacer simulacros de examen

Hay quien está en contra de basar el estudio en los exámenes de años pasados, ya que las preguntas que te puedan hacer pueden cambiar mucho. Lo cierto es que hacer simulacros es una estrategia muy inteligente para averiguar qué es lo más preguntable y poderte centrar en ello, usando por ejemplo el método de capas. 

Asegúrate de averiguar qué tipo de temáticas son más importantes a ojos del Tribunal, qué es lo que más les suele interesar en cada examen, y métele más caña ¡Verás cómo consigues adivinar muchos temarios del examen y tendrás más ventaja que muchos de tus competidores!

Tampoco te olvides de hacer simulacros para ver cómo vas con tu estudio. No importa si suspendes ese examen de prueba, también será un toque de realidad, volverás a tocar con los pies en la tierra. En caso de que necesites un empujón para volver a apretar en tu estudio, te ayudará a espabilarte, ¡que sabemos lo fácil que es procrastinar!

No hacer caso al cuerpo

A veces el cuerpo nos dice cosas que no queremos oír, y es entonces cuando nos acabamos arrepintiendo y perdemos rendimiento tanto sobre el escritorio como sobre la pista de entrenamiento.

Si algún día empiezas a sentirte fatigado o ves que tu cuerpo no tira como siempre, es porque te está mandando una señal. Si lo ignoras y sigues remando hacia delante, forzándote, podrías acabar muy mal.

Al no hacerle caso a tu cuerpo, te arriesgas a enfermar o a lesionarte, haciéndote perder un tiempo muy valioso ¡Si no quieres arrepentirte de estar en la cama, recuerda la gran importancia de descansar!

Estudiar sin horarios

Estar en casa estudiando todo el día parece una idea perfecta para cualquier opositor. Tienes toda la libertad del mundo, o al menos eso te gusta pensar, ¿verdad?

¿Te has planteado por qué tenemos en nuestro trabajo tanta obsesión por los horarios fijos? No es por otra cosa que por organización y planificación

Si no tienes horarios a la hora de estudiar, no podrás pautarte los descansos ni las horas de preparación, por lo que no podrás controlar hacia dónde se va tu tiempo. Además, te podría acabar pasando lo que hemos explicado en el punto anterior.

En vez de arriesgarte tanto y perder tantas horas, es mucho mejor prepararte un planning para opositar, con el que puedas meter el 100% de tu rendimiento durante esos períodos que tú mismo escojas. 

Seguramente tu organización sea muy distinta de la de tus compañeros, así que sigue solo tu propio horario, pero síguelo a rajatabla: cuando toque estudiar, a estudiar; cuando toque descansar y desconectar, a dormir como un tronco o a ver una película en el cine con tu pareja.

No repasar

Hay muchos estudiantes a los que les da cierta pereza, o hasta rabia, ponerse a repasar, y acaban no haciéndolo.

Sí, sabemos que el repaso de algunos temarios como Unión Europea, extranjería, sociales… es poco agradable, hasta aburrido y pesado, pero los resultados que obtendrás en tu estudio serán mil veces mejores.

Al repasar, consigues dominar tu curva del olvido, por lo que consigues recordar durante mucho más tiempo lo ya aprendido, reforzando así tus horas de estudio y haciéndote mucho más eficiente.

Aunque creas que ya no es necesario, aunque te parezca inútil, no te confíes. Sigue repasando tu temario hasta el día del examen.

Piénsalo así: Hoy puede que repases la pregunta que te dé la plaza 💪🏻

Todos estos consejos que te damos sobre cómo prepararte las oposiciones a Policía Nacional son para que los apliques, ¡así que no olvides hacerlo! Queremos que consigas esa plaza que tanto te mereces, pero recuerda que todo dependerá de ti. Ahora ya has dado un gran primer paso, solo te queda empezar a ponerlo todo en práctica ¡Mucho ánimo y seguro que REVIENTAS tu opo!

Y si quieres seguir informándote para estudiar Policía Nacional, te recomendamos que le eches un vistazo a este otro artículo de nuestro blog: «Cómo empezar a estudiar las oposiciones a Policía Nacional».

CLASE GRATUITA

Cómo memorizar el temario de Policía Nacional con técnicas de estudio

¿Estás harto de hincar codos sin ver resultados o no tan rápido como te gustaría? ¿Acabas de empezar a opositar para Policía y quieres ganar ventaja memorizando más en menos tiempo? ¡Entonces esta clase es para ti! Aprenderás cómo aplicar las técnicas de estudio a los tres bloques de tu temario de Policía Nacional.

Marketing por
Ir arriba